Viernes, 11 de Agosto de 2017 |

NORMA BERNAL / GIOVANNI ARÉVALO | NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO. Del total de la población fresnillense que emigra a Estados Unidos, al menos 52 por ciento tiene entre 19 y 30 años.

Arely Yamileth Rodríguez Poblano, titular de la oficina de Atención al Migrante, informó que son principalmente jóvenes de la zona rural quienes deciden abandonar su localidad con la intención de tener una mejor calidad de vida.

Sin embargo, aclaró que en comparación con años anteriores, el interés de los jóvenes por ir tras el sueño americano ha disminuido, pues a la fecha son más los que deciden emigrar a otros estados de la república con la intención de insertarse en el campo laboral o para estudiar.

“De las comunidades era de donde más se emigraba hacia los Estados Unidos. Nosotros tenemos el dato de que se van a trabajar a minas o lugares de construcción, pero dentro del país y en ciudades como Monterrey, Tamaulipas o Guadalajara”, explicó.

Rodríguez Poblano informó que los jóvenes terminan Secundaria, luego cursan los primeros dos semestres de Bachillerato y después se van del municipio; pero agregó que hay un sector de la población (en su mayoría hombres) que solicita apoyo de becas 3×1 para “poder quedarse y tener una oportunidad distinta”.

Rancho Grande, San José de Lourdes, San Gabriel, Río Florido, Francisco I. Madero, San Jerónimo, Guadalupe de Trujillo, El Salto, entre otras, son las localidades de donde principalmente se emigra hacia el vecino país del norte.

Argelia Aragón Galván, egresada de la Maestría de la Unidad Académica de Ciencias Sociales, perteneciente a la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), manifestó que la migración de jóvenes en El Mineral afecta sobremanera, pues con ello hay una fuga de talentos y de mano de obra calificada.

Lo anterior debido a que se trata de jóvenes que ya tuvieron una educación secundaria, preparatoria e incluso universitaria, lo cual, además, afecta al sistema educativo mexicano, el cual invierte y deja ir sus talentos.

La maestra en Ciencias Sociales consideró que esta situación es la que deja a las poblaciones rurales desiertas, donde lo más probable es que se queden mujeres, ancianos y niños, quienes sólo esperan crecer para conseguir el sueño americano.

“La migración es fomentada por la idea esperanzadora de tener una mejor calidad de vida, lo cual les resulta fácil, derivado de que se tiene familia viviendo en Estados Unidos, principalmente, y al pensar que el dinero se gana fácil, cuando no es así”, detalló Aragón Galván.

Lamentó que esta situación derive en un declive social, pues genera separación de familias y falta de apoyo moral, aunque afirmó que unas ventajas son las remezas.

“Los clubes de migrantes son una fuente de ingresos importantes para el municipio, pero no siempre se invierte en lo que se necesita, sino en lo que ellos quieren ver”, concluyó.