Daniela Aranda  | Martes 12 de septiembre de 2017

Miembros de la iniciativa privada aseguran que México tiene las capacidades necesarias para recibir a los jóvenes migrantes que sean repatriados por la cancelación del programa Daca, y manifestaron que estarán apoyando para que estos puedan colocarse en un espacio de trabajo.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (CANACINTRA), Raúl Martínez Jiménez, explicó que se tiene un convenio con el Instituto Nacional de Migración donde se integrará un padrón de todas las personas repatriadas para brindarles apoyo a quienes decidan poner un negocio o bien que deseen trabajar dentro de una empresa.

“Canacintra siempre estará buscando el bien común de esta gente, de estos mexicanos que regresan a nuestro país y regresan con muchas ganas de trabajar”, apuntó el empresario.

Así mismo, indicó aunque están preparados para recibirlos aún se necesitan que se sienten las bases para que esto funcione de la manera correcta.

“Yo espero que estemos preparados para recibirlos, estamos todavía en pañales pero estamos viendo la fórmula para que esto avance rápidamente” agregó Martínez Jiménez.

Por su parte el presidente de la Unión de Usuarios de la Zona Industrial (UUZI),  Ricardo Pérez Castillo consideró que si los jóvenes son repatriados, pueden aprovechar sus habilidades y competencias para incorporarse a una empresa, y que la habilidad en el idioma inglés sería una de las principales características para tomar en cuenta ya que varias compañías exigen ese requisito en sus trabajadores y ellos podrían cubrir el déficit de personal que existe actualmente.