https://www.elsoldehidalgo.com.mx  | Alma Leticia Sánchez  | Lunes 4 de septiembre de 2017

Valle del Mezquital, Hidalgo.- Momentos difíciles viven los migrantes hidalguenses en territorio estadounidense como consecuencia de las intensas lluvias causadas por el paso del huracán Harvey en Houston y el sur de Texas.

Organizados en equipos de trabajo, enfrentan el principal problema que en este momento es la falta de agua potable, y mediante la instalación de puestos de socorro entregan alimentos y ropa a los connacionales.
A través de las redes sociales, grupos organizados como Migrantes Jagüey Nopala y Migrantes de Hidalgo en Beaumont han mantenido una estrecha comunicación en estas tareas de socorro.

En un comunicado recibido por El Sol de Hidalgo, dan a conocer que decenas de familias originarias de Nopala han dejado de recibir el suministro de agua potable en Beaumont, Texas, al perder su principal estación de bombeo por la crecida del río Neches.
Mario Godoy Zamudio, integrante del Club de Migrantes de El Jagüey, comentó que varias familias fueron afectadas por las inundaciones y algunas se han visto en la necesidad de evacuar resguardándose con familiares y amigos.
Sin embargo, la ciudad en que radica la mayoría de ellos se encuentra en calma y las lluvias han cesado, por ello hasta ahora no se corren riesgos mayores.
Envió un mensaje a los familiares de migrantes originarios de Nopala: “Estamos muy contentos de recibir sus llamadas, estamos a buen resguardo; sus familiares se encuentran bien. Hay familias mexicanas provenientes de otra ciudad cercana que sí están más afectadas, incluso nos hemos organizado para hacer trabajo voluntario”.
“Hay familias de Port Arthur más afectadas que nosotros. Ellos fueron rescatados de sus casas por la noche gracias a los esfuerzos de la ciudad y voluntarios de varias ciudades, y queremos ayudarlas”, dijo.
En el comunicado hace notar que Beaumont se ha convertido en “refugio para muchos, y hemos visitado varios sitios para compartir alimentos y bebidas que los afectados reciben con gusto después de haber dejado atrás su patrimonio y sus casas debido a las inundaciones”.
Planteó Godoy Zamudio que la mejora del clima brinda la esperanza de que sean restablecidos los servicios de gasolina, agua potable, energía eléctrica, recolección de basura, etcétera..
Las muestras de solidaridad han quedado palpables y ayer participaron los hidalguenses en la convocatoria lanzada por la estación radiofónica La Ley para descargar un tráiler cargado de ayuda humanitaria para los damnificados.
Por su parte, el Consulado de México en Texas puso en marcha un programa para reponer los documentos de identificación que perdieron los paisanos durante el desastre natural. Para ello los citó ayer, domingo, en Houston a fin mde entregarlos.
La Dirección General de Atención al Migrante, dependiente del Gobierno Estatal, dejó pendiente la entrega de documentación proyectada para el 25 de agosto en Houston ante el evento meteorológico, mientras que en su página oficial de Facebook se olvidó de los paisanos al ocupar sus espacios en promocionales.