FERNANDA ANDRADE | jue 28 sep 2017 | www.elsiglodedurango.com.mx
La detección de migrantes extranjeros continúa presente en Durango, pues esta entidad es un punto en el que hacen presencia quienes buscan llegar a Estados Unidos a cumplir el “sueño americano”.

La Comarca Lagunera es el principal foco donde se ubica a indocumentados de todas las edades; algunos mayores, otros menores y lo que más preocupa, niños y jóvenes que viajan sin compañía, exponiéndose a riesgos que pueden costarles hasta la vida.

En tan sólo dos días, el Instituto Nacional de Migración (INM) Delegación Durango ha reportado que 12 migrantes extranjeros han sido detectados.

En el primer reporte, se comentaba sobre ocho indocumentados: tres adultos, tres menores acompañados y dos no acompañados. Siete hondureños y un guatemalteco.

La segunda información indica cuatro hondureños, un adulto y tres menores de edad sin compañía.

La totalidad de migrantes fue localizado en Bermejillo, Mapimí, un lugar en donde es constante ubicar a quienes buscan mejorar su vida saliendo de su lugar de origen.

Autoridades de Migración expresan que miles de migrantes fallecen al tratar de cruzar mares y desiertos y que, tristemente, sus cuerpos no son encontrados o son difíciles de identificar.

Las estafas también forman parte de los riesgos que corre un migrante al querer llegar a Estados Unidos, además de extorsiones, secuestros, accidentes graves y arresto, deportación y abuso policial.

Conviene hacer mención de que para las mujeres y menores que van sin la compañía de un adulto, pueden caer en el tráfico de personas o ser víctimas de la violencia sexual.

Otro de los puntos que más preocupan son los menores no acompañados, quienes en lugar de estudiar o de disfrutar su niñez y adolescencia, se exponen al peligro de la migración para buscar mejores oportunidades o para huir de la violencia.

CASO TRÁGICO

Es importante mencionar un caso que ocurrió en el mes de julio, en el cual la policía descubrió que 38 personas fueron encerradas dentro de un camión de remolque estacionado cerca de un almacén en San Antonio, Texas.

Era un día sofocante en San Antonio, la temperatura llegaba a los 40 grados centígrados y el calor era insoportable. Sin embargo, debido a que el aire acondicionado del camión de carga donde se trasladaban a los 38 indocumentados no servía, la temperatura dentro de vehículo podría haber llegado hasta los 50 grados centígrados.

Se cree que la causa de la muerte de los indocumentados fue asfixia e hipertermia, es decir, exceso de calor.