Por Leonora Chapman | amlat@rcinet.ca  | martes 17 octubre, 2017

Lograr el equilibrio adecuado en medio de una crisis migratoria global, una oleada de ilegales que atraviesan las fronteras y las persistentes brechas de trabajo en todo el país es el objetivo del gobierno liberal que está finalizando su plan de inmigración para el año 2018.

El ministro de Inmigración, Ahmed Hussen, concluyó recientemente las consultas en todo el país y se prepara para presentar los niveles anuales de inmigración en la Cámara de los Comunes antes del 1 de noviembre.

Al establecer el objetivo del próximo año sobre la cantidad de recién llegados permitidos en el país, el propósito  del gobierno es atraer a los mejores talentos en un mercado global competitivo teniendo en la mira además la reunificación de las familias y el refugio para las personas desplazadas por  desastres y el conflictos.

“El sistema de inmigración de Canadá sigue basado en la compasión, la eficiencia y las oportunidades económicas para todos, al tiempo que protege la salud y la seguridad de los canadienses”, dijo el ministro Hussen en un comunicado enviado a CBC News.

“El sistema de inmigración de Canadá ha sido reconocido internacionalmente como un modelo reflexivo y responsable que toma en consideración la necesidad de más inmigrantes y al mismo tiempo equilibra nuestras responsabilidades fiscales y globales”.

La crítica de inmigración del partido Conservador, Michelle Rempel, dijo que el gobierno hasta ahora no ha logrado desarrollar una estrategia sólida para garantizar que los inmigrantes logren llenar las brechas laborales en ciertos sectores y en lugares remotas y menos poblados del país.

« Cambio extremo  en contexto »
Rempel dijo que el plan migratorio canadiense de 2018 debe adaptarse a un “cambio extremo en el contexto”, con un aumento en los solicitantes de asilo y una escalada de la crisis migratoria global. Dijo que el gobierno debe hacer más para garantizar que los refugiados se integren adecuadamente y se conviertan en miembros productivos de la fuerza de trabajo.

“Aquí hay una gran discusión y el tema de los niveles significa mucho”, dijo. “Los canadienses lo analizarán en términos de si el sistema funciona o no, y esa es una gran cuestión”.

Los solicitantes de asilo que han cruzado a Canadá fuera de los puntos fronterizos no están incluidos en el plan de niveles, según la oficina de Hussen.

Diversidad de inmigrantes
El plan de inmigración de 2017 convocó a 300,000 inmigrantes, aumentando los números en la clase “económica” que incluye trabajadores calificados, empresarios y cuidadores, así como un aumento en la clase familiar para cónyuges, parejas, hijos, padres y abuelos patrocinados.

La crítica de inmigración del Nuevo Partido Democrático  Jenny Kwan, pidió al gobierno que sea más ambicioso con su plan de 2018, insistiendo en que la inmigración es la mejor manera de compensar al envejecimiento de la población y llenar brechas laborales significativas.

La política federal debe enfocarse en atraer un “rango equilibrado y diverso” de inmigrantes en lugar de enfocarse en trabajadores altamente calificados para residentes permanentes y confiar en trabajadores extranjeros temporarios para los empleos de baja calificación.

“¿Por qué no podemos usar nuestro sistema de inmigración para hacer frente a esa escasez de habilidades laborales? Tenemos una necesidad total con una amplia gama de diferentes habilidades laborales que se requieren en Canadá, y deberíamos presentar una política de inmigración que refleje eso “, dijo.

Kwan señaló también que en estos momentos de migraciones masivas y desplazamientos, Canadá debería levantar el tope en el número de refugiados patrocinados por el sector privado y atraer a más personas ayudadas por el gobierno.

Aumentar el número de refugiados

Janet Dench, directora ejecutiva del Consejo Canadiense para los Refugiados, dijo que Canadá podría traer 20,000 más cada año, sin embargo, en 2017, el objetivo fue de solo 7,500.

“Es muy pequeño. Hay más de un millón de refugiados que la ACNUR identificó como necesitados de reasentamiento. De modo que para Canadá reasentar solo 7.500 está muy por debajo de la necesidad, y muy por debajo de la capacidad de Canadá, como lo demostramos con los refugiados sirios en 2016,” dijo. “Sabemos que tenemos la capacidad”.

Envejecimiento de la población, baja tasa de natalidad
El Consejo Asesor de Crecimiento Económico del gobierno recomendó que Canadá incremente sus niveles de inmigración a 450,000 en 2021 para estimular la economía y afrontar el envejecimiento de la población y la baja tasa de natalidad.

Patrick Snider, director de habilidades y política de inmigración de la Cámara de Comercio de Canadá, dijo que los niveles más altos de inmigración brindan potencial para los negocios y aumentan la competitividad de Canadá, pero el que logre triunfar depende del modelo.

Agregó que el gobierno debe apuntar a los recién llegados con las habilidades adecuadas para las ocupaciones en demanda, pero que sin embargo, el sistema actual de clasificación se enfoca estrictamente en la educación y especificaciones técnicas en lugar de ser más flexible para aprovechar aquellos con inteligencia, liderazgo y capacidad de entrenamiento.

“Hay personas altamente calificadas que han adquirido su conocimiento a través de la experiencia laboral que tienen demanda en Canadá. Puede que no tengan necesariamente títulos técnicos, pero tienen habilidades que se necesitan para las empresas canadienses”.
Las reglas adaptadas permiten reclutar personas autodidactas en los campos de la alta tecnología, la programación o el diseño gráfico, por ejemplo, que no han seguido un programa universitario pero que tienen las habilidades valiosas que necesitan los empleadores.

En cuanto a los números, Snider dijo que deben reflejar cuánto puede permitirse Canadá para reubicarse adecuadamente, así como los beneficios directos para la economía.

Los liberales han lanzado la estrategia de habilidades globales para atraer a los mejores talentos en un mercado internacional cada vez más competitivo y Snider dijo que la reputación de Canadá les da una ventaja a los trabajadores altamente calificados que buscan un lugar para establecerse.

El gobierno canadiense presentará su plan inmigratorio 2018 antes del 1ro de noviembre.