Por J. Jesús Esquive.

1 de Sep

WASHINGTON (apro).- Por encima de su promesa de campaña de eliminar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el presidente estadunidense Donald Trump notificó al Congreso federal de su país su intención de incluir a Canadá en el acuerdo ya negociado con México.

“Hoy el presidente (Trump) notificó al Congreso de su intención de firmar un acuerdo con México y Canadá, si así lo decide este país en los próximos 90 días a partir de ahora”, informó Robert Lighthizer, el representante comercial especial de la Casa Blanca.

 La notificación que envió Trump al Capitolio, este 31 de agosto, fue para no incumplir con el plazo que vence este día, sobre cualquier compromiso comercial a nivel internacional para que el Legislativo tenga los 90 días mínimos para canalizarlo y decidir al respecto.

La Representación Especial Comercial (USTR, por sus siglas en inglés) de la Casa Blanca, informa al Congreso en la misiva que el pasado lunes concretó con México las negociaciones de un entendimiento para renovar al TLCAN, y que con Canadá las conversaciones sobre el mismo objetivo continuarán la próxima semana.

“Las negociaciones con Canadá son constructivas”, justificó Lighthizer en la carta que envió este viernes al Capitolio.

El informe al Congreso federal estadunidense representa un golpe político temporal a Trump, ya que el mandatario el lunes pasado anunció el fin del TLCAN y el compromiso bilateral con México, esperando concretar otro similar con Canadá.

En su campaña proselitista y desde el 20 de enero de 2017, cuando asumió la presidencia, Trump se mantiene en la línea de eliminar al TLCAN para reemplazarlo con tratados de comercio bilateral con México y con Canadá.

Sin embargo, en el Capitolio legisladores republicanos y demócratas han advertido a la Casa Blanca que no aprobarán un acuerdo comercial con México si no incluye a Canadá como lo establece el TLCAN.

“En estos momentos estamos dispuestos a seguir negociando con Canadá todos los aspectos de la relación comercial como lo señala el TLCAN en todos sus incisos”, declaró un funcionario de la USTR durante una teleconferencia de prensa.

La USTR aclaró que, dentro de 30 días, podría informar al Capitolio sobre la finalización de las negociaciones con Canadá para ser incluido en el compromiso logrado con México el pasado 27 de agosto.

“Los tres países estamos trabajando de una manera productiva, y creo que podemos lograr un buen compromiso”, indicó el funcionario de la USTR durante la teleconferencia después de que Lighthizer enviará al Congreso la notificación.

Bajo las leyes comerciales de Estados Unidos, la Autoridad de Promoción Comercial bajo la Vía Rápida obligó al presidente Trump a notificar al Congreso sobre su intención de concretar el tratado comercial con México y Canadá, para que a más tardar el próximo 30 de noviembre el Capitolio vote sí o no a lo negociado.

En la notificación al Congreso, Trump no habla de reemplazar al TLCAN con lo logrado con México y eventualmente con Canadá, sino de una actualización del Tratado.

Para que el mandatario estadunidense pueda sacar a Estados Unidos del acuerdo de libre comercio vigente con Canadá y México, debe por ley notificar al Capitolio con seis meses de anticipación.

Chystia Freeland, la ministra de asuntos internacionales de Canadá, arribó a Washington el miércoles pasado para negociar con Lighthizer y conciliar con México lo que este país acordó con Estados Unidos.

La extensión de las negociaciones hasta la próxima semana implica que, entre Estados Unidos y Canadá, persisten los desacuerdos para conciliar en su interés comercial y económico lo alcanzado esta semana con el gobierno mexicano.