30 Nov 2018

Washington. El fiscal general de California, Xavier Becerra, dijo que está evaluando si el estado puede emprender acciones legales por el uso de la fuerza del gobierno contra una caravana de migrantes; ante una decisión del gobierno de Donald Trump o amenazas de futuras de cerrar la frontera con México.

«Nos han contactado personas que han expresado quejas», sostuvo este miércoles Becerra, quien es hijo de inmigrantes mexicanos. «Estamos monitoreando lo que está ocurriendo».

Si California opta por emprender acciones legales se unirá a una creciente protesta pública por la implementación de las políticas migratorias estrictas del presidente Trump, incluido el uso de gases lacrimógenos contra centroamericanos en la frontera y la decisión de separar a niños de sus padres.

California tiene una jurisdicción limitada a pesar de los enfrentamientos en la frontera del estado, porque es el gobierno federal el que tiene control de la administración de fronteras y la inmigración.

Pero Becerra sugirió que si un residente del estado es afectado, incluso por el cierre de la frontera, podría tener motivos para intervenir.

El ex legislador, que ayudó a negociar una reforma integral de la inmigración que nunca se aprobó, ha usado el cargo de fiscal general del estado para intervenir en favor de los migrantes conocidos como Dreamers cuando Trump intentó revocar su estatus legal.

Las autoridades estadunidenses lanzaron el pasado domingo gases lacrimógenos a los migrantes en México, cerca del cruce fronterizo que separa a Tijuana de San Diego, en California, cuando algunos intentaban cruzar las cercas fronterizas hacia Estados Unidos.