Las oleadas migrantes al norte de México con la esperanza de poder cruzar a EU llegan a otras fronteras. En los pasados meses miles de migrantes de América Central y de diversas regiones de México se dirigieron hasta Tijuana, ahora se han diversificado y han llegado a fronteras más accesibles, en este caso Ciudad Juárez.

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, pidió al gobierno federal fijar una postura respecto a estos flujos migratorios, mismos que están generando una contingencia en localidades fronterizas, como en el caso de Juárez en ese estado.

“A nosotros lo que nos corresponde es atender a los que ya están aquí“, expuso Corral, en referencia a los más de 400 migrantes albergados en el Gimnasio de Bachilleres.

La Casa del Migrante de Ciudad Juárez tiene bajo resguardo a 600 personas, otro centenar está en la Iglesia del Buen Pastor; sin embargo, hay otras 300 personas de origen cubano hospedadas en hoteles de la ciudad.

Personal del IMSS ya ha atendido a los migrantes en el Gimnasio del Colegio de Bachilleres, la unidad móvil cuenta con cinco médicos y cinco enfermeros, cuentan con 150 vacunas para asistir a los refugiados en Ciudad Juárez.

“Lo que nosotros hacemos en esa unidad móvil es la separación de hombres y mujeres, enseguida damos prioridad a la población en riesgo, que es la de menos de 5 años y mayores de 60”, dijo Norberto Miguel Ramírez, responsable del Instituto Mexicano del Seguro Social en Chihuahua.

El alcalde juarense, Armando Cabada, denunció que el gobierno del estado de Coahuila ha estado transportando a migrantes para Ciudad Juárez. Según declaró Cabada, el gobierno coahuilense aseguró que diariamente cruzan 150 personas que solicitan asilo a EU, situación que resulta atractiva para las personas que han recorrido más de 3 mil 300 kilómetros desde Honduras.

“Les ofrecen el transporte gratuito para traérselos para acá, esas cosas no se valen, la verdad es que están afectando una entidad federativa a otra, y nosotros de demostrarlo habremos de poner nuestra denuncia formal porque es una afectación directa a la economía de todos los juarenses”, declaró la mañana del 18 de febrero.

Previamente Miguel Ángel Riquelme, gobernador de Coahuila, ya había declarado que por su estado no habría circulación de migrantes, luego de visitar un refugio en la fronteriza Piedras Negras.

Respecto a la captación de despensas que dio a conocer el gobierno federal, Cabada apunto que la Casa del Migrante necesita recursos, en ese albergue se pueden hospedar hasta para mil 500 personas.