ESPAÑA | 04 DE JUNIO DE 2020 | FOTO : ARCHIVO

El Gobierno español ha retrocedido con el anuncio efectuado por la ministra de Industria española, Reyes Maroto, sobre la re apertura de la frontera con el Estado francés y con Portugal “a partir del 22 de junio” después de que el Ejecutivo portugués haya mostrado su inconformidad con ese anuncio, por lo que piensa pedir explicaciones.

En un desayuno con corresponsales extranjeros, Maroto les anunció que “a partir del 22 de junio” se levantarían los controles introducidos en las fronteras con Francia y Portugal desde el 17 de marzo pasado, donde sólo se permite el paso al tráfico de mercancías, a ciudadanos que regresen, trabajadores transfronterizos y a aquellas personas que acrediten documentos con  causas de fuerza mayor o necesidad, lo que afectaba directamente a la circulación en la ‘muga’ entre Iparralde y Hegoalde.

Aunque en un principio las órdenes ministeriales dictadas al amparo del decreto de estado de alarma decaerán con el fin de la vigencia de la alarma, la disposición adicional cuarta de la Orden SND/439/2020 establece que estos controles podrán prorrogarse más allá del estado de alarma.

El anuncio de Maroto ha causado sorpresa e inconformidad en el ejecutivo Portugués.  El ministro luso de Negocios Extranjeros, Augusto Santos Silva, ha advertido en declaraciones recogidas por la prensa de su país de que el anuncio sobre la re apertura de la frontera es una cuestión que debe decidirse en el marco de la “cooperación estrecha” entre los dos país y ha avanzado que pensaba pedir explicaciones al Ejecutivo español por el anuncio de Maroto.

El departamento de Industria se ha visto obligado a emitir un comunicado matizando a la ministra, si bien no deja claro cuándo efectivamente se abrirán las fronteras terrestres con Francia y Portugal.

En esa nota, explica que  “a partir de la finalización de la vigencia de la última prórroga del estado de alarma”, esto es desde las 00.00 horas del 21 de junio, “se recupera la movilidad dentro del territorio nacional”.

Respecto a los desplazamientos internacionales, se limita a señalar que “con arreglo al principio de gradualidad, y teniendo en cuenta los compromisos anunciados de re apertura del turismo internacional, la movilidad internacional segura tendrá lugar a partir del 1 de julio”. Recuerda, además, la orden que abre la posibilidad a prorrogar los controles en las fronteras más allá del estado de alarma.

El comunicado concluye señalando que el Gobierno español mantiene “contacto permanente” con la Comisión Europea y con los socios de la UE para “coordinar y armonizar la eliminación progresiva de las restricciones en los controles de las fronteras intraeuropeas”.