| CIUDAD DE MÉXICO | 06 DE AGOSTO DE 2020 | POR FRANCISCO MEJÍA| FOTO: ARCHIVO | 

Los Grupos Beta del Instituto Nacional de Migración (INM) localizaron, entre los años de 2019 y 2020, 51 cuerpos de migrantes extranjeros en las inmediaciones del Río Bravo y las zonas desérticas del país.

En un comunicado de prensa el INM dio a conocer las acciones realizadas por estos grupos en sus 30 años de trabajo en las fronteras norte y sur del país.

Las autoridades migratorias informaron que, de enero a julio de este año, han auxiliado a 76 mil 401 personas migrantes, tanto mexicanas como del extranjero. 

Asimismo, han salvado a migrantes de varias situaciones de riesgo en el desierto, la selva, cañadas y ríos, entre otros, en su paso por el territorio mexicano. Según el INM, en los últimos 20 años los Grupos Beta brindaron atención y auxilio a 6 millones 91 mil 456 personas, que incluyen a migrantes connacionales y extranjeros.

En ese mismo periodo, realizaron 538 mil 979 recorridos en su labor diaria.

“De ese total, destacan las acciones de ayuda humanitaria, localización de extraviados, la asistencia en el retorno de personas extranjeras a su país de origen, el rescate en áreas o lugares desérticos, selváticos o riesgosos, como cañadas o ríos, la asistencia legal y primeros auxilios, entre otras tareas que dan a los Grupos Beta un reconocimiento internacional”, mencionó el Instituto.

Hasta la fecha, existen 22 Grupos Beta en nueve estados del país: Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Chiapas y Oaxaca.