NOGALES, MÉXICO| 7 DE AGOSTO DEL 2020| FOTO: ARCHIVO

POR: KIRK SEMPLE

El número de personas arrestadas en la frontera se ha duplicado desde la primavera debido a la recesión económica de México y a una política del gobierno de Donald Trump que, según los inmigrantes, funciona a su favor.

 La inmigración indocumentada a lo largo de la frontera suroeste de Estados Unidos ha aumentado después de un periodo de estancamiento, ya que las dificultades económicas, empeoradas por la pandemia, han llevado a miles de personas hacia el norte en busca de trabajo.

Después de hundirse en la primavera, cuando las naciones se confinaron y cerraron las fronteras en un esfuerzo por frenar la propagación del virus, el número de migrantes arrestados a lo largo de la frontera de Estados Unidos con México aumentó más del doble entre abril y julio, según el gobierno de Estados Unidos.

A medida que aumentan los números, la inmigración se está convirtiendo una vez más en el principal llamado a cerrar las filas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien, según las encuestas, se está quedando detrás en su intento de reelección y busca ganarse a un electorado cada vez más descontento con su manejo de la pandemia y la economía.

“A pesar de los peligros planteados por la COVID-19, la inmigración ilegal continúa”, dijo el jueves Mark Morgan, el comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.

PARA MÁS INFORMACIÓN: https://www.nytimes.com/es/2020/08/06/espanol/america-latina/migracion-estados-unidos.html