Los inmigrantes que están siendo liberados deben asegurarse dar una dirección en EEUU para recibir instrucciones

Abogados advierten que si un no ciudadano proporciona una dirección equivocada al gobierno, nunca se enterará cuándo debe acudir a la corte de inmigración. Y que si falla a la primera cita ante el juez, le emitirán inmediatamente una orden de deportación en ausencia y perderá sus derechos de permanencia en Estados Unidos.

Inmigrantes indocumentados que están llegando a la frontera entre México y Estados Unidos en busca de asilo, son procesados y luego liberados, y no se llevan consigo una Notificación de Comparecencia (NTA) para luego asistir a una audiencia ante un juez, deben asegurarse que dieron a las autoridades de inmigración  una dirección en Estados Unidos para recibir instrucciones.

Así coincidieron abogados consultados por Univision Noticias y la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP), bajo cuyo mando opera la Patrulla Fronteriza.

“Si no se aseguran que entregaron los datos de identificación correctos y una dirección donde vayan a residir para que luego el gobierno les diga lo que tienen que hacer, pueden incluso ser deportados del país”, advierte Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles (California).