GRECIA. ARTE. 12/08/21.

En solo un año, el nuevo Gobierno griego ha reducido drásticamente la afluencia de inmigrantes, cumpliendo con ello su promesa electoral. No obstante, activistas de derechos humanos acusan al oficialismo de violar la ley de asilo con los llamados “push-backs” o devoluciones ilegales en caliente de posibles solicitantes de asilo luego de constatar que la Guardia Costera griega ha empujado a los inmigrantes en balsas hacia aguas turcas.

El Gobierno griego rechaza enérgicamente las acusaciones de estas devoluciones ilegales, pero al mismo tiempo se enorgullece por haber cumplido una de las promesas electorales que hizo hace más de un año: reducir la afluencia de migrantes. Sin embargo, desde 2020 las agencias de ayuda internacional han registrado más de 300 devoluciones que dejan unas 10.000 víctimas entre hombres, mujeres y niños de todas las nacionalidades.

Si la Guardia Costera griega realmente destruye los barcos de refugiados y luego envía a los migrantes desde aguas griegas hacia la costa turca, esto sería, en primer lugar, una violación a la ley marítima y a la obligación de ayudar a las personas en peligro; y una violación del derecho internacional y europeo, incluido el artículo 3 de la Convención de Derechos Humanos, que prohíbe el rechazo de refugiados.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y los comisarios europeos afirman estar “alarmados” por las denuncias, que han sido cuidadosamente documentadas por abogados y ONG internacionales.

https://www.france24.com/es/la-selecci%C3%B3n-de-arte-en-espa%C3%B1ol/20210812-grecia-devoluciones-refugiados-turquia-mar-egeo