20/10/2017 21:24 |   NOTIMEX

l Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS por sus siglas en inglés) comenzará a recopilar y almacenar en archivos permanentes datos sobre las actividades en las redes sociales de todos los inmigrantes.

La nueva regulación, denominada Sistema de Registros de la Ley de Privacidad Modificada, fue publicada en septiembre en el diario oficial del gobierno federal estadunidense, Federal Register, para entrar en vigor a partir de este 18 de octubre.

Cada uno de los aproximadamente 43 millones de inmigrantes que viven legalmente en territorio estadunidense, incluyendo nuevos inmigrantes, residentes permanentes y ciudadanos naturalizados, cuenta con un archivo permanente que se identifica con un “Numero de Extranjero” ante la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS).

Este sistema de archivos contiene información sobre las transacciones que realiza esa persona mientras pasa por el proceso de inmigración de EU, además de sus entradas y salidas del país.

La norma también es aplicable a personas que se encuentren bajo investigación del DHS como posibles amenazas a la seguridad nacional, o a sospechosos de violaciones criminales relacionadas con la inmigración.

La nueva política refleja la legislación propuesta por el congresista republicano Vern Buchanan, de Florida, que, en 2015, a raíz de la masacre en San Bernardino, California, presentó una iniciativa denominada “Ley Sobre Monitoreo de Redes Sociales para Terroristas”.

El proyecto proponía al secretario de Seguridad Nacional revisar todos los registros públicos, incluidos Facebook y otras redes sociales, antes de admitir a los viajeros extranjeros y a los solicitantes de visa en el país.

Buchanan añadió que, aunque su proyecto de ley no fue aprobado por el Congreso, le complace el ver la nueva política implementada por el gobierno del presidente Donald Trump.

Los yihadistas islámicos radicales usan internet y los sitios de redes sociales para comunicarse, recaudar fondos y reclutar”, explicó Buchanan.
Es hora de luchar contra el fuego con el fuego. Para ganar en el campo de la batalla digital, se requiere una evaluación obligatoria de las redes sociales”.
En respuesta, la Unión Estadunidense de Libertades Civiles (ACLU) alertó que esto tendrá sin duda un efecto sobre la libertad de expresión que se expresa todos los días en las redes.

La ACLU, el mayor organismo defensor de las libertades individuales en EU, sostuvo que el enfoque de “recolección total” es ineficaz para proteger la seguridad nacional, y confirma la agenda antiinmigrante de la administración Trump.

Adam Schwartz, miembro de la organización Electronic Frontier Foundation, dedicada a la defensa de las libertades civiles en el mundo digital, asimismo criticó la nueva medida.

Una nueva característica invasiva de los programas previamente conocidos del DHS sobre la recopilación de información en las redes sociales”, señaló.
La recolección y el almacenamiento de esta información confidencial de DHS frenarán y disuadirán la libertad de expresión y la asociación de inmigrantes a Estados Unidos, así como a las personas de Estados Unidos que se comunican con ellos”.